Día 4: Madaba y Monte Nebo

Monte Nebo

Madaba y el Monte Nebo

Este día dio para mucho, se puede decir que es uno de esos días en los que te acuestas y piensas, ¡cómo me ha cundido! Hicimos tantas cosas nuevas, que hacíamos por primera vez, y visitamos tantos sitios con tanta información desconocida hasta entonces que creía que iba a explotar de emoción y felicidad. Así que he decidido contaros este día en dos partes. Mi siguiente post será sobre Wadi Mujib y el Mar Muerto, ¡no te lo pierdas!

MADABA, LA CIUDAD DE LOS MOSAICOS

Tras nuestro intenso día en Petra, elegimos para pasar la noche la ciudad de Madaba. Una ciudad que estaba entre Amman y el Mar Muerto, dónde las estancias de hoteles eran mucho más económicas que en los Resorts que hay a orillas del Mar Muerto y la verdad que no nos equivocamos. Gracias a eso pudimos descubrir, la ciudad de los Mosaicos.

Nuestra segunda noche en Jordania nos alojamos en el Moab Land Hotel por 38€ la noche. Este hotel estaba justo en el centro de Madaba, junto a la mayoría de atracciones turísticas de la ciudad, de hecho, la Básilica de San Jorge estaba justo enfrente del hotel, solo había que cruzar la calle. 

También junto al lado del hotel teníamos las famosas letras que ya empiezan a estar en la mayoría de ciudades “Love Madaba”. La habitación era amplia y aunque el mobiliario no era muy nuevo, estaba muy limpia y el desayuno Buffet en la azotea del hotel fue lo mejor. La comida estaba buenísima y las vistas eran lo más. 

La noche antes cuando llegamos al hotel, cenamos en el restaurante que había justo abajo, el Restaurante Ayola, que nos lo había recomendado el recepcionista a nuestra llegada. Después de los 19.6 km y los 122 pisos que nos marcaba el móvil que habíamos subido en Petra, imaginad la cantidad de comida que pedimos. Los platos eran gigantes y todo era comida típica de la zona. Nos costó todo 18 JD = 20€. Por cierto, si no te gusta la comida árabe aquí lo vas a tener difícil, en la mayoría de hoteles los desayunos son a base de Humus y falafel.

Nuestra idea inicial cuando paneamos el viaje a Jordania e Israel era quedarnos en Madaba solo a dormir y al otro día ir temprano a Wadi Mujib y luego al Mar muerto. Pero en el taxi desde Petra hacía Madaba, nuestro taxista nos convenció de que merecía la pena visitar un rato la ciudad de Madaba y el Monte Nebo. Así que, ya que estábamos allí, quisimos investigar que nos ofrecía la ciudad. Empleamos solo unas 2h y tengo que decir que, aunque la considero prescindible en tu visita a Jordania, si tienes tiempo merece la pena emplearle unas horas, ya que es una ciudad interesante para conocer la historia tanto del país como de la humanidad, es pequeña y los sitios de interés están bastante cerca unos de otros.

¿Qué ver en Madaba?

  • Basílica de San Jorge. Estaba enfrente de nuestro hotel y nos habían dicho que era conocida porque en el suelo tiene el famoso mosaico de Tierra Santa, el cuál data del siglo VI después de Cristo y se conserva una tercera parte de él. En el se ilustran la mayoría de lugares bíblicos. Esta basílica ortodoxa griega es de origen bizantino, pero está restaurada y no es muy bonita, pero el mosaico es bastante chulo. Cuando nosotras fuimos, estaban dando misa y había muchos turistas viendo el mosaico, nos sorprendió porque en el resto de sitios turísticos que visitamos no había nadie. Entrada gratuita.
  • Mezquita de King Hussein, si no eres musulmán no podrás acceder, pero nosotras la vimos desde fuera. Desde la terraza de nuestro hotel se veía genial, si tienes la oportunidad de ir a alguna terraza con vistas a la ciudad a tomar algo, las vistas son geniales.
  • Iglesia de los Mártires y el Palacio Quemado. Iglesia y palacio en ruinas que se quemó en época bizantina y que está siendo reestructurado en la actualidad. Los muros están prácticamente derruidos, pero muchos de los mosaicos se conservan casi intactos. En estos mosaicos se ilustran eventos importantes de la época o reflejan sus formas de vida. En este sitio en concreto, no había nadie y el chico que estaba a la entrada, muy amablemente nos acompañó y nos estuvo explicando cosas muy interesantes acerca de este lugar. La entrada está incluida con la Jordan Pass.
  • Museo arqueológico de Madaba. Aquí verás muchísimas salas llenas de mosaicos que fueron decubiertas en 1978. También cuenta con ruinas de la época romana. Muy interesante para conocer los origines de esta ciudad y como ha evolucionado a lo largo de los siglos. Al igual que en la Iglesia de los Mártires tampoco había nadie y el chico nos acompañó para explicarnos lo que íbamos viendo. La verdad que en Jordania la gente es bastante simpática y amable. Abre de lunes a viernes de 9am  a 5pm y la entrada está incluida en la Jordan Pass.
  • Iglesia de los Apóstoles. Iglesia bizantina que alberga otros mosaicos. Nosotras no entramos porque no queríamos entretenernos más para ir a Wadi Mujib.
  • Monte Nebo. A tan solo 15 minutos de Si quieres saber más sobre esta visita, sigue leyendo.

MONTE NEBO

Monte Nebo, Memorial de Moisés

Esta fue nuestra siguiente parada del día. Después de nuestro tour Express en la ciudad de Madaba, salimos en nuestro Taxi en dirección a Wadi Mujib. En principio habíamos descartado la visita al Monte Nebo ya que no sabíamos si nos iba a quitar mucho tiempo, no queríamos llegar muy tarde a Wado Mujib ya que la última salida es a las 15h, pero nuestro taxista nos dijo que estaba muy cerca y que con que empleáramos 30 minutos, sería suficiente. Y así hicimos.

El Monte Nebo se encuentra a tan solo 10 km de Madaba, así que en 20 minutos como mucho estábamos ahí. Este monte está a unos 800 metros sobre el nivel del Mar y la carretera está repleta de curvas. Se puede llegar en coche y aparcar en el parking gratuito de la entrada.

El acceso al recinto del Monte Nebo no está incluido en la Jordan Pass, pero la entrada cuesta tan solo 2JD = 2.75€.

El Monte Nebo es un lugar sagrado, podríamos decir que el más venerado por el cristianismo. Aunque las ruinas arqueológicas encontradas en este monte datan del siglo 6 d.C., en 1932 se estableció en el Monte una orden franciscana quien se encargó de los trabajos arqueológicos y reestructuraron la basílica en honor a Moisés a como es hoy día. En el recinto encontrarás un Museo dónde se habla de la evolución e historia del lugar y además de la basílica edificada en honor a Moisés. Esta basílica es bastante nueva ya que fue edificada encima de las ruinas de una antigua iglesia bizantina del siglo IV. Cuando accedes a la basílica a ambos lados encontrarás ruinas y mosaicos bastante bien conservados.

Pero lo realmente impresionante de este lugar es su mirador. Se dice que desde aquí es dónde Moisés les mostró a los israelitas la Tierra Prometida y dónde después murió, aunque nunca se ha confirmado dónde están los restos. Lo cierto es que la vista es realmente preciosa y en días claros se puede divisar Belén, el río Jordán, Jerusalén o el Mar Muerto. Solo por contemplar esto, merece la parada.

MIrador Monte Nebo

Justo en el mirador también encontrarás una cruz un tanto peculiar. Esta cruz representa la cruz de Jesucristo rodeado por la serpiente que guío a Moisés por el desierto.

Cruz Monte Nebo

Después de esta visita nos montamos de nuevo en nuestro taxi para comenzar nuestra aventura ¡en Wadi Mujib! Te lo cuento en el próximo post. Si quieres saber, cual fue nuestro itinerario en Jordania, ¡pincha aquí!

Deja un comentario

Menú de cierre